Guías de Viaje

Visita también nuestras guías de:


Buscas casas rurales en Girona? Descubre Naturaki.com.


 

El taxi, la mejor opción!

Una vez estés en Marrakech y necesites moverte por la ciudad, la mejor opción para desplazarte es, sin duda alguna, el taxi. Pero, ¡ojo con el taxi! A continuación, te damos algunos trucos/ideas a tener en cuenta a la hora de coger un taxi:


Una de las calles de Marrakech, cerca del Palais Royal.

Regatea el precio antes de subir!

Es muy muy importante que antes de subirte en el taxi negocies y regatees bien el precio con el taxista, porque en Marrakech no hay unas tarifas oficiales, sinó que cada taxista cobra lo que le parece. Y si te ven turista, siempre te querrán cobrar mucho más de lo que vale el trayecto.

Por ejemplo, si te encuentras en la plaza Jemaa el Fna (que está justo en el centro de la medina) y quieres ir a tu riad (supongamos que el riad está a una media hora andando de la plaza) el trayecto no debería costarte más de 20 dh (2 euros).


Por la noche es más caro

Los trayectos nocturnos en taxi son más caros que de días, aunque tampoco existen tarifas oficiales que así lo indiquen. Cuando quieras coger un taxi por la noche los taxistas te indicarán el precio, y verás que por el mismo trayecto querrán cobrarte el doble. Simplemente, regatea un poco, no debes pagar el doble sólo porque ha oscurecido!

Busca tú el taxi

En Marrakech, la tarea de buscar un taxi es como ir de rebajas: hay que preguntar a varios antes de subirse a uno, vale la pena porque así te aseguras de llevarte el mejor precio. El arte de regatear también incumbe a los taxis, y no debe darte vergüenza.

Pero, sobre todo, sé tú quien vaya a buscar al taxi, y no al revés: a menudo encontrarás taxistas parados en cualquier esquina y verán por tu forma de andar o de mirar que estás buscando un taxi. Evita subir a estos taxis, porque te ofrecerán precios más caros que si eres tú quien buscas el taxi.

Ir andando

Dependiendo de la zona donde te encuentres, ir andando por las calles de Marrakech puede convertirse en una experiencia única, y la verdad es que tienes que hacerlo, es divertidísimo!

El ir andando te permitirá conocer la realidad de Marrakech, conocer gente, hablar con los niños de la calle, descubrir historias, descubrir rincones que de otra forma no podrías saber que existen. Aún así, debes tener en cuenta varias cosas:


Antes de salir de tu país, compra un mapa de calles detallado

Las calles de Marrakech, y en especial la medina (centro histórico) son como un laberinto. Es importante que tengas a mano un mapa de calles detallado, a ser posible uno que también muestre las callejuelas más pequeñas, porque sinó, vas a perderte con facilidad.


Cuidado con los niños


Siempre que estés paseando por las calles de Marrakech, ya sea porque buscas una calle, te has perdido o, simplemente, pasees tranquilamente para ir a la plaza, serás el centro de atención de niños y otros hombres que querrán acompañarte al lugar donde vayas. Si accedes, cuando llegueis te pedirán dinero (lo que quieras darles ya dependerá de ti, pero con 10 dh sería suficiente), y si no accedes, insistirán y hasta te pedirán otras cosas (el reloj, las gafas, una pulsera...).. Y si no les das nada, se enfadarán contigo.

Al principio de tu estancia en Marrakech puede ser una buena opción dejarse llevar de vez en cuando por uno de estos niños, porque cuando llevas pocos días en la ciudad te cuesta situarte y te pierdes con facilidad. Pero ya cuando llevas días y te sabes mover solito, estos niños y hombres tan insistenes pueden llegar incluso a ser un poco pesados y resulta casi imposible darles a entender que no necesitas su ayuda. Debes ser diplomático y decirles con buenas maneras que sabes arreglártelas solo. Y si aún así no te hacen caso, no hagas caso tú de ellos y verás como te dejan solo.

Conocerás gente y experiencias inolbidables


Unos chicos trabajando la forja.

A veces, sin quererlo, te dejas llevar con alguna persona que se ofrece a acompañarte y, al final, acaba haciéndote un tour por todo el casco antiguo de la ciudad. Al final querrá su recompensa, está claro, pero vale la pena porque sabes que, de otra forma, no hubieras conocido todo lo que hoy has visto.

Estos "guías" improvisados te narrarán historias, te presentarán gente, te mostrarán talleres artesanos (sin querer venderte nada), etc. A nosotros nos pasó: íbamos tranquilamente andando, habíamos salido del riad y pretendíamos ir hacia la plaza a comer. Pero un hombre nos estaba esperando en la puerta y nos siguió unos metros. Antes que nos diéramos cuenta, estaba haciéndonos de guía por las callejuelas del centro y fue increíble. Nos contó historias, anécdotas, nos acompañó hacia la zona de los talleres de forja. Al final, creo que le dimos 300 dh, pero te aseguro que fueron muy bien pagados.


Nos hicimos esta foto con los chicos de un taller. Estaban encantados!


El Bus Turístico

Sí, sí, en Marrakech también tienen bus turístico! Esto ya da una idea de lo mucho que ha crecido la ciudad turísticamente hablando, verdad? El bus hace dos rutas, la llamada Marrakech Monumental, que podríamos decir que es la ruta imprescindible, porque pasea a los turistas por toda la parte antigua, las murallas, la Koutoubia, etc.

Y, en segundo lugar, la segunda ruta, llamada Marrakech Romantique, también es interesante porque, aunque es más corta que la otra, te pasea por La Palmeraie, que es una zona un poco alejada del centro donde se están construyendo casas y complejos turísticos (sí, sí, en Marrakech también los hay!). Y si no coges el bus turístico, difícilmente podrás verlo. Y merece la pena.


Unos camellos en la zona de La Palmeraie.

 
 
Esta guía de Marrakech ha sido escrita por Marian Jubany y Narcís Vilà . Revisada en Mayo de 2010.
Una iniciativa de Comexus Networks, SL. NIF: B-17689324. Todos los derechos reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial. No la copies, mejor enlázala. ;-)